lunes, 28 de marzo de 2016

lfdlc: ¿Qué son los "Planes de Pensiones Internacionales"?


El 15 de marzo de 2016 asistí en el Hotel Meliá Castilla de Madrid a las jornadas denominadas "De la internacionalización a la globalización de la empresa: Estrategia, diseño e implantación de programas globales de vida, salud y pensiones", organizadas por Mercer, con la colaboración de Cigna y Zurich. 
De los diferentes temas que se trataron sobre previsión social internacional, me interesaba especialmente la parte de los Planes de Pensiones Internacionales sobre los que, hasta la fecha, tenía alguna fugaz referencia pero no había leído nada. 
Lo cierto es que no es fácil leer algo al respecto ya que, haciendo una búsqueda en google por el término en castellano y sus variantes posibles, los resultados obtenidos son muy escasos. Buscando en inglés, sin embargo, las referencias se amplían hasta lo inabarcable. Dejo aquí un par de reseñas, una de MERCER en formato artículo y otra de TOWERS con una encuesta como origen del estudio. 

Entre lo escuchado y lo leído, esto es en resumen lo que he sacado en claro:
1.- ¿Qué NO es un "Plan de Pensiones Internacional"?:
Un "Plan de Pensiones Internacional" o IPPs (mejor por sus siglas en inglés para no confundirlo con los planes de pensiones individuales) no es un "Plan de Pensiones". Salvo el teórico objetivo de ahorro para la jubilación no tiene por qué reunir ningún otro elemento en común de los que normalmente atribuimos como característicos de los Planes de Pensiones (beneficio de fiscalidad diferida, iliquidez, etc).
2.- ¿Qué es un "Plan de Pensiones Internacional"?:
Un instrumento de ahorro enormemente flexible que permite gestionar problemas que les surgen a las empresas con sus empleados, como consecuencia de la actividad global de la empresa y de los empleados. Gran parte de esa flexibilidad a la hora de efectuar aportaciones o percibir prestaciones pagaderas en cualquier lugar del mundo se la otorga el hecho de que estén domiciliados off-shore, principalmente en las Islas del Canal, Isla de Mann o Luxemburgo.
Como no es un Plan de Pensiones ni está sujeto a ninguna limitación de la legislación local, cada empresa puede ofrecerlo al colectivo de empleados que considere oportuno, sin restricciones a la hora de fijar los modelos de aportaciones o los supuestos de rescate, que bien pueden anticiparse a la jubilación efectiva.
3.- Si no es un Plan de Pensiones ¿por qué se llama así?:
Pues imagino que por evocar una idea de ahorro para la jubilación que cualquier persona del planeta asocia directamente con la denominación de Plan de Pensiones. Personalmente creo que sería más exacto llamarlo "Plan Internacional de Ahorro" o de alguna otra manera similar, pero a este instrumento el sector de la previsión le da un contenido ligeramente diferente. En esta presentación ("International Pension Plans, International Savings Plans and Benefit Trends in the Middle East" Michael Brough 26 March 2014 - Towers Watson) se plantea la diferencia pero a mí me parece bastante sutil, la verdad.
  • International Pension Plan (IPP): Un plan con un objetivo de ahorro a largo plazo para ofrecer reintegros a la jubilación (aunque a menudo puede ser configurado para rescatar importes antes de la jubilación).
  • International Savings Plan (ISP): Un plan con un objetivo de ahorro de más corto plazo que ofrece reintegros a la finalización de la relación laboral (aunque a menudo puede ser configurado para rescatar importes al momento del retiro).
4.- ¿Para qué necesitan las empresas un "Plan de Pensiones Internacional"?:
Los instrumentos de ahorro en general, pero en particular los Planes de Pensiones, tienen un marco legal y un tratamiento fiscal muy diferente en cada país del mundo. Incluso existen numerosos estados en los que ni siquiera existen instrumentos de ahorro que la empresa pueda contratar en favor de sus empleados allí asignados. Esta realidad convierte en un problema el intentar ofrecer soluciones de ahorro a los empleados que tienen carreras internacionales y para los que dichas carreras no deberían suponer una preocupación adicional en lo que se refiere a su ahorro para la jubilación. Si una persona pasa varios años de su vida expatriado o asignado en diferentes países y en cada uno de ellos tiene un instrumento local para canalizar el ahorro para la jubilación, al retirarse seguramente sufrirá innumerables quebraderos de cabeza para poder cobrar su prestación teniendo que asumir dificultades para repatriar los importes, para tributar por los mismos, e incluso para acreditar los requisitos necesarios para el cobro de las prestaciones en los diferentes países.
5.- ¿Qué sucede con la fiscalidad?:
Por supuesto que alguien preguntó en la charla que si había algún problema por el hecho de que normalmente se domiciliaran en lugares catalogados como "paraísos fiscales". La respuesta era evidente. Se busca para domiciliar el vehículo financiero un lugar que ofrezca facilidades a la hora de realizar las aportaciones y los pagos desde y para cualquier lugar del mundo y en cualquier moneda. Cada empresa y trabajador tendrá que declarar las aportaciones realizadas en el ejercicio, que tendrán el tratamiento fiscal que corresponda en los respectivos países, y por supuesto, en el momento del cobro de la prestación el partícipe tendrá que informar igualmente de los importes cobrados a la autoridad fiscal del país donde resida fiscalmente. Es decir, la transparencia fiscal la marca cada uno, con independencia del domicilio fiscal del fondo. De cajón ¿no?.

jueves, 7 de mayo de 2015

lfdlc: Las ventanas de liquidez en los Planes de Pensiones

Una de las novedades que incorporó la reforma del IRPF de 2014 (Ley 26/2014, de 27 de noviembre) son las "ventanas de liquidez" en los Planes de Pensiones. 
Hasta ese momento, la percepción de los importes acumulados en los planes de pensiones solo podía hacerse efectiva, además de por causar prestación (jubilación, fallecimiento o invalidez), en los supuestos extraordinarios de enfermedad grave o en situación de desempleo, una vez agotado el derecho a percibir prestación contributiva.
Esta modificación de las "ventanas de liquidez" se incorpora a petición de INVERCO, la patronal de instrumentos de inversión colectiva, con la intención de que este elemento haga más atractiva la contratación de estos instrumentos de ahorro finalista.
La premisa es que, aquellas personas de menor edad, que ven muy lejano el momento de su jubilación y optan por otros productos de ahorro en lugar de recurrir a los planes de pensiones, vean un aliciente en la contratación de este instrumento. Quizás el problema no es la falta de liquidez del instrumento (¡¡que por algo es ilíquido!!) sino la concepción o cultura que tiene el español medio del ahorro para la jubilación, pero esto es otra cuestión. 
El texto diferencia entre el sistema individual y el sistema de empleo, condicionándolo en el segundo caso tanto a que lo permita el compromiso que tenga la empresa con los empleados, como a que lo permitan las especificaciones del Reglamento del Plan. 
Así, los partícipes pueden "disponer anticipadamente del importe de sus derechos consolidados correspondiente a aportaciones realizadas con al menos diez años de antigüedad". De este modo, por ejemplo, en 2025 un partícipe podría retirar todo lo aportado en 2015 más la rentabilidad correspondiente, y así sucesivamente.
Esta supuesta ventaja supone dos importantes problemas. Uno genérico para todos los planes de pensiones, y otro específico para los planes de pensiones de empleo.

Con carácter general, el hecho de que en un ejercicio se puedan retirar todos los fondos aportados durante un año entero, hace que la política de inversión de los activos del plan tenga que cambiar radicalmente, pues el plan deberá de estar preparado para cubrir los reembolsos que se soliciten por los partícipes, de manera adicional a las prestaciones que se causen por jubilación, fallecimiento o invalidez. No es una relación del todo inversa, pero mayor liquidez de los activos o plazos más cortos de inversión suele corresponder con una menor rentabilidad. Esta cuestión puede tirar por tierra cualquier esfuerzo de las Entidades Gestoras por mejorar o mantener la rentabilidad de los planes de pensiones.

De manera específica para los Planes de Pensiones de Empleo, los derechos consolidados de los partícipes derivados de las aportaciones obligatorias del partícipe y de la empresa, se utilizan en muchos casos para dotar unos mínimos para las coberturas de fallecimiento o invalidez, que en caso de no alcanzarse, se garantizan a través de un seguro, previo pago de la prima anual correspondiente, normalmente a cargo de la empresa. 
Una garantía de prestación de fallecimiento o invalidez muy habitual es que el partícipe disponga de una serie de anualidades de su salario fijo en el momento de la contingencia. Los capitales que se aseguran anualmente se corresponden con la diferencia entre estas anualidades y los derechos consolidados acumulados por aportaciones obligatorias a una fecha concreta. Si mermamos el valor de los derechos consolidados, incrementamos el coste para la empresa promotora en concepto de primas de riesgo. Esta circunstancia y el hecho de tener que incorporar la cláusula de liquidez en los Reglamentos (que deberán ser aprobados en Comisión de Control) hace difícil que esta medida se generalice en los planes del sistema de empleo.
Sin embargo, la norma se refiere a las "contribuciones empresariales", por lo que las "obligatorias del partícipe", si las hubiera, parecería que quedan fuera de este supuesto y podrían rescatarse sin necesidad de que la regulación se incorpore al reglamento del Plan. En ese caso, quizás las empresas promotoras podrían ampararse en la frase previa de "si así lo permite el compromiso" para que no se minoren por esta vía los derechos consolidados. Quizás la redacción podría haber sido más precisa.
Eso sí, con esta medida, se acabó esa pretensión de los representantes de los trabajadores de que los planes de pensiones contabilicen a valor de adquisición la renta fija y no a valor diario de mercado, como sucede ahora. Con este nuevo requisito de liquidez no parecen compatibles situaciones en las que hubiera que recurrir a la venta anticipada con pérdidas de un activo en mercado y que a la vez se garantice el valor nominal de los activos a largo plazo.  






Real Decreto Legislativo 1/2002, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones. Número 8 del artículo 8 redactado por el apartado dos de la disposición final primera de la Ley 26/2014, de 27 de noviembre, por la que se modifican la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, el texto refundido de la Ley del Impuesto sobre la Renta de no Residentes, aprobado por el R.D. Legislativo 5/2004, de 5 de marzo, y otras normas tributarias («B.O.E.» 28 noviembre).Vigencia: 1 enero 2015

Art. 8.
...
8. Los partícipes sólo podrán hacer efectivos sus derechos consolidados en los supuestos de desempleo de larga duración o de enfermedad grave. Reglamentariamente se determinarán estas situaciones, así como las condiciones y términos en que podrán hacerse efectivos los derechos consolidados en tales supuestos.
Asimismo, los partícipes de los planes de pensiones del sistema individual y asociado podrán disponer anticipadamente del importe de sus derechos consolidados correspondiente a aportaciones realizadas con al menos diez años de antigüedad. La percepción de los derechos consolidados en este supuesto será compatible con la realización de aportaciones a planes de pensiones para contingencias susceptibles de acaecer. Los partícipes de los planes de pensiones del sistema de empleo podrán disponer de los derechos consolidados correspondientes a las aportaciones y contribuciones empresariales realizadas con al menos diez años de antigüedad si así lo permite el compromiso y lo prevén las especificaciones del plan y con las condiciones o limitaciones que éstas establezcan en su caso. Reglamentariamente se establecerán las condiciones, términos y límites en que podrán hacerse efectivos los derechos consolidados en los supuestos previstos en este párrafo.



martes, 7 de octubre de 2014

lfdlc: La reforma tributaria de 2014 y los Planes de Pensiones

Está en proceso de tramitación en el Congreso la modificación de la reforma tributaria presentada por el Gobierno. En dicha reforma se incluyen importantes cuestiones que afectan al ahorro en general y a la previsión social en particular.
Sambenito penitencial
La medida más destacada es que se vuelve a bajar el límite de aportaciones a Planes de Pensiones fijándolo en 8.000€ anuales, cuando actualmente se encuentra en 10.000 y 12.500 para mayores de 50 años. La justificación para esta nueva rebaja del límite (la última fue en 2006) la encontramos en la Exposición de Motivos cuando dice que así "se unifican y aproximan los límites de reducción a las aportaciones reales efectuadas por la mayoría de los contribuyentes".
El concepto utilizado de "la mayoría de contribuyentes" y el acercamiento a esa supuesta media de aportaciones es una absoluta falacia, como demuestra un rápido vistazo a los datos de la Dirección General de Seguros (DGS). Reproducimos los datos del "Informe Estadístico de Instrumentos de Previsión Social Complementaria 2012" (que incomprensiblemente es el último disponible a la fecha de elaboración de este comentario en la web del ente regulador), que en su página 37 presenta el número de partícipes por tramos de aportaciones para dicho año:

menos de 300€ año:         7.990.634 partícipes.
300 - 900€ año:               1.371.813 partícipes.
900 - 1.800€ año:            474.676 partícipes.
1.800 - 3.000€ año:         257.178 partícipes.
3.000 - 4.500€ año:         127.850 partícipes.
4.500 - 6.000€ año:         77.253 partícipes.
6.000 - 8.000€ año:         37.978 partícipes.
8.000 - 10.000€ año:       33.384 partícipes.
10.000 - 12.500€ año:     48.364 partícipes.

Para aproximarnos a una media real, supongamos que cada partícipe ha aportado el máximo de cada rango. En ese caso, el dato medio que nos da es de 723€ año por cada partícipe. Nada que ver con el argumento que plantea la nueva norma ¿verdad?.
Esta polarizada distribución de aportaciones se explicaría prácticamente sola si pudiéramos verla diferenciando entre partícipes de planes de pensiones de empleo y planes de pensiones individuales.
Esos casi 8 millones de partícipes con menos de 300€ anuales seguramente tienen mucho que ver con las exigencias de contratación de planes de pensiones que realizan algunas entidades financieras para poder materializar la concesión de créditos, o la retirada de las comisiones de gestión bancaria.
Por otro lado, son muchas la empresas que tienen planes de empleo y que, como parte diferida de su salario, o como transformación de antiguos compromisos por pensiones, realizan aportaciones a sus empleados (con o sin aportaciones por parte de estos) estando dichas aportaciones en su mayoría situadas en el tramo 1.800€ anuales en adelante.
Lo cierto es que los Planes de Pensiones arrastran el "sambenito" de que son instrumentos de ahorro "para ricos" por lo que restringir su régimen no suele levantar muchas voces en contra. Recordemos que lo único que hacen los Planes de Pensiones es diferir a la jubilación la tributación de los importes acumulados, con el tratamiento de rentas del trabajo, con la esperanza para el contribuyente de que la tributación se realice a tipos menores que los que ha sufrido durante su vida laboral.
Pero a cambio, por ejemplo, sirven para canalizar ahorro de larga duración, procedente de particulares, a financiar la economía nacional. Personas que no invertirían en ningún caso en renta fija pública española lo hacen habitualmente a través de sus planes de pensiones. Estos instrumentos suelen tener más del 60% de su patrimonio invertido en deuda pública, de la que posiblemente la mitad o más (esto ya es una estimación mía, pero el dato del 60% es de la DGS) corresponde con deuda emitida por el Reino de España.
Los planes de pensiones están condenados a su desaparición, tanto por las constantes rebajas en sus límites de aportaciones, como por los cambios de su fiscalidad, como por la flexibilización de los supuestos de cobro, lo que lo anula como instrumento de ahorro finalista para la jubilación. ¡¡Al tiempo!!.





viernes, 26 de septiembre de 2014

lfdlc: Patrimonio inmobiliario de los Planes de Pensiones


A pesar de llevar ya unos años en el negociado de Planes de Pensiones de Empleo, uno siempre se sigue topando con cosas nuevas, y situaciones sorprendentes.
No es muy habitual que un Plan de Pensiones tenga patrimonio inmobiliario directo entre sus activos. Evidentemente, no nos referimos a tener posiciones en instrumentos de inversión en bienes inmuebles, sino a que el Plan sea propietario, por ejemplo, de pisos o locales.
Como ese es nuestro caso, lo que habíamos hecho hasta la fecha era realizar anualmente una tasación para incorporar el nuevo valor del inmueble a la masa patrimonial del plan. 
Sin embargo, este año, desde la Entidad Gestora nos han apercibido de que las valoraciones que estábamos realizando no cumplían con la legalidad vigente.
Nadie se miraba en detalle el informe de la valoración que emitía la tasadora, y este es un fallo imperdonable por parte de los que estamos en la Comisión de Control y nos encargábamos directamente de este trámite, limitándonos a trasladarlo a la Gestora y a modificar en libros el valor del bien.
Si lo hubiéramos leído, habríamos detectado entre las 22 páginas del informe una frase que es como para levantar sospechas:
"Esta tasación no se ajusta a lo prevenido en la Orden ECO/805/2003 (B.O.E. 9-IV-2003), modificada por las Ordenes EHA/3011/2007, de 4 de octubre, publicada en el B.O.E. del 17 de octubre de 2007 y EHA/564/2008, de 28 de febrero, publicada en el B.O.E. de 5 de marzo de 2008 del Ministerio de Economía y Hacienda que regulan la tasación de activos para créditos hipotecarios".
Efectivamente, la orden en cuestión dispone, en su artículo 2, "Ámbito de Aplicación", que: 
"La presente Orden será de aplicación siempre que el valor de tasación se utilice para alguna de las finalidades siguientes:




  • d) Determinación del patrimonio inmobiliario de los Fondos de Pensiones regulados en el Real Decreto 304/2004, de 20 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de Planes y Fondos de Pensiones".

    El tema no ha tenido mas trascendencia. Hemos cambiado de sociedad tasadora por otra que ésta homologada por el Banco de España (Real Decreto 775/1997, de 30 de mayo) para realizar este tipo de valoraciones, y listo.
    Total, que hemos estado ligeramente "en falso" mas de 10 años, pero lo sorprendente a lo que aludía al principio, es que por el camino han pasado, dos Entidades Gestoras y al menos tres firmas distintas de auditores de las cuentas anuales, que tampoco supieron llamar nuestra atención, hasta la fecha, sobre este punto.







    martes, 18 de febrero de 2014

    lfdlc: ¡Al ataque 345! ... "están locos estos romanos ... "


    La anécdota de este año con Hacienda y el Modelo 345 está en las notificaciones "preventivas" remitidas por alguna delegación territorial conminando a la presentación del 345 en tanto que ... !!!! aún no ha finalizado el periodo de presentación del modelo !!!!. 


    Para los que no estén familiarizados con la materia, el Modelo 345 sirve para comunicar a Hacienda las aportaciones realizadas por el promotor/empresa a planes de pensiones de empleo, entre otras cosas. Esta información el fisco la cuadra y contrasta con la que recibe de las entidades gestoras, y sirve para acumularla a la hora de determinar el límite máximo anual de aportaciones a instrumentos de previsión en el mismo ejercicio para ese contribuyente (10.000€ para menores de 50 años y 12.500 para el resto). El plazo de presentación es hasta el 20 de febrero (31 de enero en régimen foral).
    Es la primera vez que yo veo este tipo de notificaciones, que lo único que pueden generar es una gran confusión en la empresa declarante, con perjuicios económicos inclusive.
    Dado que esta notificación se recibió el día 17 de febrero, y otorga a la empresa promotora 10 días hábiles para su cumplimiento... ¿nos está dando cobertura a una ampliación del plazo de presentación del Modelo 345 hasta mas allá del día 20 de febrero?. Seguramente, la respuesta es NO. 
    Como ya comentamos en anteriores entradas, como consecuencia de "la crisis", Hacienda empezó a hacer efectiva la aplicación de sanciones de 10 euros por cada registro (cada NIF de empleado/partícipe) presentado fuera de plazo.
    El citado requerimiento parece que permitiría dar cumplimiento al trámite de presentación, sin ser sancionados, incluso presentándolo el 28 de febrero (margen que a muchas empresas les vendría muy bien, pues en muchos casos se llega algo justo al cuadre con la entidad gestora del 345), pero en ese caso nos dirían que no hemos cumplido con "las formas establecidas para cada modelo", y nos cascarían la multa.
    ¿Y entonces, para qué es el requerimiento?... en fin ... "están locos estos romanos ... " 



    REQUERIMIENTO

    IDENTIFICACIÓN DEL DOCUMENTO
    N.I.F.: XXXXXXXX
    Referencia: XXXXXXXXXXXXXXXXXXXX
    ACUERDO
    En relación con su Declaración anual de planes de pensiones, sistemas alternativos, mutualidades de prevision social, planes de previsión asegurados, planes individuales de ahorro sistemático, planes de previsión social empresarial y seguros de dependencia, relativa al ejercicio 2013, no consta que haya presentado la citada declaración estando obligado a ello según los datos y antecedentes que obran en esta oficina.
    Por ello se acuerda realizar este requerimiento con el fin de que proceda a presentar la citada declaración informativa.
    PLAZOS
    Para la atención de este requerimiento podrá acudir personalmente o por medio de representante, debiendo acreditar éste su representación a la oficina arriba indicada, o remitir la documentación solicitada a través de la sede electrónica de la Agencia Tributaria (www.agenciatributaria.gob.es) haciendo constar el Código Seguro de Verificación de la notificación recibida o utilizando su certificado o DNI electrónico o, también remitirla por correo o fax, siempre en el plazo de DIEZ días hábiles (no se computarán ni domingos ni festivos) contados desde el día siguiente al de la recepción de este requerimiento. No obstante, si desea presentar una declaración tributaria deberá hacerlo en las formas establecidas para cada modelo.También podrá dirigirse a la oficina de la Agencia Tributaria correspondiente a su domicilio fiscal.